El turismo de congresos y reuniones ha dejado en Alcoy alrededor de 300.000 euros desde que comenzó el año, consecuencia de las ocho actividades realizadas.

Una peculiaridad que los organizadores han detectado en los últimos tiempos es que «la crisis ha supuesto que los organizadores opten por jornadas maratonianas de un solo día frente a otros formatos de diversos días, más habituales en toda España en años anteriores, con el fin de ahorrar en los gastos».